Yo soy dominicana…y de la diáspora



Nací en la ciudad primada
donde nació el continente;
de todos los ríos del mundo
fluye el agua de mi fuente.
En mi sangre corre España,
la Costa de Oro y Haití;
taíno, negro y negrero
los tres se juntan en mí
con el más recién llegado—
árabe, chino o judío—
porque el que pisa mi tierra
renace en hermano mío.
Crecí en Quisqueya la suave,
en el valle del Cibao,
en la sombra del caimito,
la lechosa y el cacao.
En el patio de mi casa,
en el amor de mis viejos,
aprendí canto y costumbre,
cuentos y cultos añejos,
la marchanta y su batea,
el dulcero y su pregón,
el cafecito en la tarde,
la Virgen y la oración.
Aprendí, luego, el exilio
que impone la tiranía:
por eso vivo tan lejos
de donde entonces vivía.
Sé lo que dictan los años,
lo que enseñan las distancias:
que siempre se pierde y gana
al cambiar de circunstancias;
que el futuro nos espera;
que no se vuelve a la cuna;
que los hermanos se encuentran;
que toda la tierra es una.

Rhina P. Espaillat

Copyright 2013

Border of Lights

  • Twitter Classic
  • c-youtube

Border of Lights News Coverage (Click Image to view Links):